Press "Enter" to skip to content

El baile del conde de Orgel – Raymond Radiguet

Como muchos domingos, me di una vuelta por el rastro y en uno de los puestos encontré medio escondido una de las dos novelas de Raymond Radiguet (francés, 1903-1923), Le bal du comte d’Orgel, traducido al español como El baile del conde de Orgel. Por cierto, una edición de la colección Rotativa de la editorial Plaza & Janés de 1971, bolsillo y cartoné. Actualmente y con un poco de suerte, se puede conseguir una edición de la editorial Espuela de Plata. También fue editado en su día por la editorial Losada.

Realmente no sabemos cómo hubiera desarrollado Radiguet su carrera literaria, pues falleció el 12 de diciembre de 1923 a causa de una enfermedad infecciosa. Tan solo tenía veinte años de edad. Incluso llegó a presentir su muerte, lo que le convirtió en un mito. Sin embargo, muchos consideraron a este joven como el nuevo Arthur Rimbaud (1854-1891). Fue amante de Jean Cocteau y discípulo de André Breton . Su primera novela fue El diablo en el cuerpo (1920), siendo la segunda la que nos ocupa (1923).

A primera lectura, El baile del conde de Orgel puede dejarnos un poco indiferentes, pues el lector se enfrenta a una novela protagonizada por un viciado triángulo amoroso. Sin embargo, es mucho más. Radiguet, quien seguía experimentando con la pluma, esquematiza en esta novela una sociedad acostumbrada a vivir en una ciénaga dominada por la mentira, el cinismo y un silencio cómplice. Un tal François Séryeuse (descarado y un tanto rebelde con las normas de la alta sociedad parisina) conoce al conde de Orgel y, por supuesto, también a su esposa llamada Mahaut. Pronto empiezan las miradas, la necesidad del roce, la tensión en el aire, los silencios incómodos y los malentendidos. ¿Qué hacer? ¿llegar hasta el final y ahogarse en el desastre? El final es inesperado.

La narración en tercera persona va más allá del ojo que todo lo ve, típica del siglo XIX. Es aquí donde Radiguet se esconde para hacer una crítica mordaz a la sociedad que le tocó vivir.


En la fotografía puede ver a Raymond Radiguet (izquierda) y Jean Cocteau (derecha). Fuente: https://www.theparisreview.org/blog/2018/04/10/monsieur-bebe-the-brief-strange-life-of-raymond-radiguet/

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *