Press "Enter" to skip to content

Kathy Acker en tres libros

Por desgracia solo existen tres obras de Kathy Acker traducidas al español: Aborto en la escuela, Don Quijote que fue un sueño y El imperio de los sinsentidos. Las dos primeras obras están editadas por Anagrama en su colección Contraseñas, pero actualmente están totalmente descatalogadas hasta tal punto que los precios van más allá de los 70€ por libro (menos mal que me hice con ellas hace tiempo). Por su parte, Ediciones escalera editó en su día El imperio de los sinsentidos, que sí se puede encontrar actualmente en librerías a 16,50€. Se debe en parte a que Kathy Acker no es muy conocida en nuestro país, por lo que significa que muchos lectores se están perdiendo una de las escritoras más vanguardistas de los últimos tiempos. No inventó nada nuevo, pero supo nutrirse de otros grandes como William S. Burroughs. Pero, ¿quién es Kathy Acker?

Kathy Acker nació el 18 de abril de 1948 en Nueva York, Estados Unidos de América; y falleció el 30 de noviembre de 1997 en Tijuana, México. Fue novelista estadounidense que destacó por una pluma de estilo punk surgida en los años 70. Estudió los clásicos en la Universidad de Brandeis y la Universidad de California en San Diego. Sus primeros trabajos fueron tanto en oficinas como en el mundo pornográfico. En 1972 comenzó a publicar sus primeros pinitos en prosa, tomando como inspiración su propia experiencia personal, teniendo en cuenta la música, la moda y las artes visuales del momento.

Desde el principio, Acker no tuvo ningún tipo de pudor a la hora de copiar a otros escritores, manipulando los textos para sus propios propósitos, algo que podemos ver en las tres obras publicadas en español y anteriormente mencionadas. Así pues, los temas que suele tocar son la alineación, la sexualidad y el control por parte de los gobiernos. Su novela publicada en 1996, Pussy, King of the Pirates, fue adaptada para el escenario por la banda de punk Mekons. Lanzaron un CD bajo el mismo título.

Se ha dicho de ella muchas cosas pero la editorial Anagrama afirma que fue la primera pornógrafa feminista y la Patti Smith de la literatura post-punk. A continuación, os dejo la contraportada de cada uno de los tres libros publicados en español, pues considero que sus obras se transforman según el lector, pues cada uno debe enfrentarse a sus libros dejando la lógica un poco al margen.

Aborto en la escuela. Kathy Acker utilizará todo tipo de recursos literarios para narrar el largo viaje hacia el fin de la noche de la jovencísima Janey. Cut-ups a lo Burroughs, reescrituras y parodias de otros escritores (Hawthorne y Sade, Shakespeare y Emily Bronte), dibujos (¿obscenos? ¿pornográficos?) y poemas, así como las más vitríolicas diatribas contra la religión, el gobierno y el lenguaje de los bienpensantes, tejen la trama de este libro caleidoscópico, de esta barahúnda de historias que se despliega como en unas mil y una noches de pesadilla, soñadas en los bajos fondos de Nueva York y Tánger.

Don Quijote que fue un sueño. Don Quijote cabalga de nuevo. Pero ahora es una mujer, dama andante en un mundo de pesadilla, que vagabundea entre Londres y Nueva York. No son los libros de caballería los que la han enloquecido y lanzado al mundo, sino la experiencia transfiguradora de un aborto. La heroína de la historia no tiene que vérselas con molinos de viento sino con izquierdistas que “siempre pretenden explicar el mundo”, con dueñas de prostíbulos, transecuales y sacerdotes masoquistas que piden ser azotados. ¿Y qué busca esta imprevisible Don Quijote? El amor, o quizá sólo el conocimiento de lo que es el amor, para así salvar al mundo.
El imperio de los sinsentidos. Escrita en 1985 y ambientada en un futuro cercano que bien podría coincidir con nuestros convulsos días, El imperio de los sinsentidos recrea la mente atormentada Abhor y Thivai, terroristas y amantes que pululan sin rumbo por un París devastado, por los desiertos de Argelia, por las enjoyadas calles de Zúrich y los pasillos del Pentágono, una descarnada odisea pirata y motera por las cloacas de la moral humana a través de la cual Acker arremete contra el capitalismo, las multinacionales, los gobiernos occidentales, la policía, los hombres, el racismo, las mujeres, los cerdos, la Iglesia y la dominación sexual. Esta novela es un tiro en la nuca a la opresión, una ráfaga de metralla para el subconsciente y un canto ensangrentado a la libertad en el que Acker que no escatima en el uso de la más extrema violencia verbal, a la vez que logra proveer de sentimientos a la quirúrgica técnica narrativa heredada de William Burroughs, su mentor.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *