La librería, de Penelope Fitzgerald


Literatura inglesa, Penelope Fitzgerald / domingo, diciembre 3rd, 2017

Llega el fin de semana y buscamos un hueco para ir al cine y… ¡sorpresa! Aunque parezca mentira, en el multicine de turno se ha colado una película que no casa con la cartelera habitual de estos sitios, es decir, películas planas sin argumento pero maquilladas con muchos efectos especiales. Os hablo de la adaptación cinematográfica de una obra literaria de la escritora británica Penelope Fitzgerald, La librería. Lo cierto es que Isabel Coixet ha realizado un buen trabajo, pero no vamos a hablar en esta ocasión de la película. Hablaremos del libro.

La librería trata sobre una mujer de un coraje envidiable llamada Florence Green, quien vive en un pueblecito costero de Suffolk en el año 1959, uno de esos lugares en los que no ocurre nada y la gente ve pasar el tiempo sin hacer el más mínimo esfuerzo por prosperar. Un buen día, la señora Green decide abrir la primera librería del pueblo. Decide montarla en una casa que lleva años totalmente abandonada. Sin embargo, basta para que ella quiera montar la librería para que la ‘élite’ del pueblo ponga los ojos en la casa con la supuesta idea de montar una especie de centro cultural. Menuda casualidad. Desde el principio, Florence empezará a notar la resistencia del pueblo y los intentos de sabotaje no se harán esperar. Al mismo tiempo, aparece Lolita de Nabokov en el escaparate de la librería, lo que provocará la ira de muchos.



Lo cierto es que este libro, novela finalista del Booker Prize, me ha llegado a lo más profundo de mi corazón porque en algún que otro pasaje de la novela me he llegado a sentir, al menos, un poco identificado. ¿Cómo es posible que un pueblo se ponga en contra de una mujer cuyo sueño es montar la primera librería del pueblo? Aunque parezca mentira, este tipo de negocios no siempre son bienvenidos porque suelen dejar en evidencia al esnob. Las librerías de verdad, es decir, aquellas que venden libros y no artículos de regalo y paquetes de folios entre premios Planeta, son importantísimas para el futuro de un pueblo, aunque algunos crean que no. Y que quede bien claro, siendo la siguiente afirmación una de las claves de la novela de Fitzgerald, cuando una librería cierra no es ésta la que fracasa, es el pueblo que no ha sabido estar a la altura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *